Personajes III. La ficha de personaje.

En esta entrada me propongo dar una idea sobre cómo crear un personaje lo más completo posible. Para mi novela La vidriera carmesí seguí un proceso que he bautizado como "la ficha de personaje", un nombre que recuerda inevitablemente a los juegos de rol. En efecto, el procedimiento es muy similar al personaje que nos construiríamos en uno de estos juegos. Consiste en detallar todo lo posible sus características físicas y psíquicas, su pasado, sus sueños, etc. A continuación dejo una lista de elementos que pueden servirnos para crear una ficha que nos permita lograr un personaje lo más completo posible. No pretende ser una lista completa, pero creo que contiene los elementos más importantes:


  • Nombre, edad y nacionalidad.
  • Descripción física: que incluya el tipo de complexión, altura, color de ojos y de pelo, tipo de rostro... contra más detallada sea mejor será la imagen que en nuestra mente tendremos. (Pero, aún así, remito a la cita de W. Iser que dejé en la entrada anterior).
  • Historia: Si es posible, desde su nacimiento hasta el momento actual en que la novela tiene lugar. Lo que ha estudiado, los trabajos en los que ha estado empleado, los momentos importantes en su vida y aquellos especialmente relevantes que hayan podido marcarlo.
  • Carácter: su personalidad. Si es risueño, extrovertido o tímido. Si le gustan los macarrones con tomate o los huevos, qué odia y qué ama más en el mundo, etc.
  • Deseos: la gente de carne y hueso suele tener anhelos, metas en la vida... sueños por realizar. Los personajes también pueden tenerlos.
  • Detalles: este apartado se encargará de perfilar puntos anteriores como el referido al carácter y a la descripción física del personaje. En él se incluirán detalles físicos o psíquicos que ayuden a dar esa chispa especial que le falta el personaje, y que ayudarán a perfilarlo y darle cuerpo. Que un personaje sea manco es parte de su descripción física, pero que tenga un lunar de nacimiento en el empeine de su pie izquierdo es un detalle físico. Que un personaje sea irascible debe englobarse dentro de su carácter, pero que le guste nadar con los calcetines puestos es un detalle de su personalidad. Aquí se engloban todos aquellos matices que nos hacen más humanos y particulares unos de otros: ser zurdos, tener verrugas en las muñecas, un mechón del flequillo blanco, etc.


Es probable que muchos de los rasgos que apuntemos no terminen plasmándose en la obra, pero habremos logrado será crear un personaje con cuerpo dentro de nuestras mentes, alguien que cuando encuentre un problema actúe acorde a su personalidad. Habremos conseguido un personaje más perfilado, y nos resultará menos complicado conducirlo hacia una posterior evolución.

7 comentarios:

Técnicos Lavadora Valencia dijo...

muchas gracias, muy útil para comenzar a escribir mi novela!

Nimrod dijo...

Recibido.

He de decir que por vaguedad o tal vez por falta de ganas nunca he realizado una ficha de este estilo y la verdad es que se echa en falta.

Un saludo

Marian dijo...

Y no crees que depende de qué tipo de novela, es necesario otra ficha de personaje, no se, a veces decirlo todo...no se, yo no he escrito ninguna novela, pero si alguna vez melanzo a esa aventura tendré encuenta tus consejos...
de momento te sigo!

Miguel Ángel Moreno dijo...

Marian, lo que dices es cierto. En primer lugar, no tienes por qué plasmar en la novela todo lo que dejas escrito en la ficha, pero aunque no lo hagas, te valdrá para que el personaje consiga mayor realismo dentro de tu cabeza. Por otro lado, la ficha que presento sólo constituye una orientación. Habrá novelas en las que no sea necesaria, o tenga otra forma radicalmente distinta. Yo mismo no la he usado siempre, así que estoy de acuerdo con lo que dices.
Un saludo.

Elohim dijo...

Muy interesante tu post. Bastante útil para crear mis personajes, pero... un detalle: "contra más" es un error gramatical muy común, lo correcto es escribir "cuanto más".

¡Un saludo!

Miguel Ángel Moreno dijo...

Elohim, gracias por el post y por la corrección.

Elohim dijo...

Gracias a ti, porque tu post me ha sido verdaderamente útil.