¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

A menudo me preguntan cuánto tiempo se tarda en escribir una novela. Lo cierto es que no hay una respuesta clara a esa pregunta. Todo depende del escritor y del tipo de novela que esté escribiendo.

Para empezar, he conocido varios tipos de escritor, que se corresponden con diferentes velocidades en el proceso creativo. El primero de ellos es al que podríamos llamar "escritor - cisterna": su cabeza va llenándose de ideas, hasta que queda repleta. En ese momento se produce una especie de estallido creativo, y el escritor - cisterna debe encerrarse y escribir sin parar durante días, soltando todo lo que ha logrado retener en la memoria y/o en apuntes. De este modo, es capaz de escribir su novela en un periodo de tiempo realmente breve (desde unos días a unos pocos meses).

Otros escritores resultan más pausados. El proceso de creación va más lento, de forma que el argumento de su obra va desgranándose poco a poco, reproduciendo nuevas ideas, giros argumentales o variaciones de personaje. No es que no lo tengan claro, sino que su forma de elaborar una novela sigue este proceso. Así, pueden demorarse entre uno y dos años de media.

Pero el tiempo dedicado a terminar una obra depende de muchos otros factores: extensión de la obra, documentación, tiempo dedicado a la escritura... e incluso causas de lo más particular, porque, en realidad, cada escritor tiene su propio tiempo de desarrollo.

Hablando sobre este tema con mi amigo Mario Escobar , me confesó que la experiencia también juega un factor importante. Un escritor principiante encuentra más complicado terminar sus primeras novela; mientras que otro más veterano está ya habituado y es capaz de terminar en menos tiempo. El hecho de crear hábito para la escritura juega, pues, un papel esencial.

Lo que hay que tener muy claro es que el hecho de terminar de escribir una novela no significa que esté finalizada. Todo escritor ha de saber desdoblarse en el genio creativo y el editor quisquilloso. Así, cuando el primero ha terminado su labor, es el segundo quien debe ponerse a trabajar, realizando una labor mucho menos gratificante que la elaboración de la historia: revisiones y correcciones.

Este tema, junto a algunos trucos para lograr una obra lo más depurada posible, lo desarrollaré en la siguiente entrada sobre técnicas narrativas.

3 comentarios:

Acuática dijo...

A mí en algún momento de mi vida me gustaría escribir una novela, pero visto que para escribir un microrrelato tardo un par de horas, escribir una historia más larga puede llevarme la vida... En fin, en cuanto disponga de tiempo en mi vida para dedicarle a un libro, me leeré el libro que recomiendas en el post anterior y me pondré manos a la obra...
Un beso!

Persephone dijo...

Me ha encantado eso de "escritor cisterna". Yo soy de ese tipo y pensaba que el hecho de ser tan veloz escribiendo era por pura mediocridad, pero veo que no (no quiero decir que no sea mediocre, ojo, pero saber que hay más escritores que escriben a la misma velocidad que tú, ayuda mucho).
Un saludo

Al Valeri dijo...

He escrito dos novelas, una de ellas está publicada y solo demoré dos días en la creación y 4 meses en la corrección, pero estoy desde hace más de dos años con la segunda y no puedo terminarla, como dices, todo depende de cada escritor y en mi caso, esta novela se me ha hecho muy dificil, quizá sea por el hecho de que el personaje principal es una mujer.
Con esto puedo ver que también hay variantes en la velocidad en el mismo escritor.
Saludos Cordiales Miguel.