La pausa vacacional

Este año el verano parece haber querido retrasarse. Hasta hace bien poco hemos tenido días y noches frescas; y yo que me alegro, porque no soporto nada bien el calor.

Sin embargo, con la llegada de julio al fin todo comienza a parecerse más al verano. Uno se tuesta -a veces casi literalmente- cuando sale a la calle, y ya va notándose el sopor típico de estas fechas. Por esa razón le doy un descanso a este blog hasta el mes de agosto.

Deseo un feliz verano a todos los lectores. Que descanse quien lo desee (o lo necesite), y quien no pueda o no quie
ra, que lo aproveche.

En cuanto a mí, andaré este fin de semana por Logroño, ejerciendo de maestro de ceremonias para un evento organizado por Coca Cola con motivo de la festividad de San Bartolo; un santo inventado por ellos mismos para dar gracias por lo mucho que nos aportan los bares (benditos bares). De modo que si alguien tiene pensado andar por la ciudad riojana este fin de semana, posiblemente nos crucemos.

¡Felices vacaciones de verano!

1 comentario:

Bruno González Escobio dijo...

Bueno, chavalote... pues te deseo unas felices Blogcaciones.Se te echará de menos.... Ah, y por supuesto, ¡¡¡A PORTARSE BIEN CON TODOS LOS CAMAREROS!!!! ;P